Estrategia de captura en Fotogrametría Subacuática

La estrategia de captura en Fotogrametría Subacuática ha sido una cuestión clave en la aplicación de esta técnica de documentación y registro en la campaña 2014 del Pecio Bou-Ferrer que ha finalizado recientemente. Los datos científicos obtenidos van a permitir avanzar en el conocimiento del comercio y transporte de mercancías entre Hispania y Roma y en las técnicas de construcción naval del periodo. La zona excavada es una “trinchera” de 6 metros de ancho por 12 de largo, abierta en el través del barco, a la altura de la carlinga y coincidente con la manga máxima. La eslora estimada hasta el momento es de unos 27 a 30 metros y el estado de conservación es magnífico.

El pecio, situado a una distancia aproximada de 1.000 metros de la costa, se encuentra a una profundidad de 25 metros posado sobre un fondo de fango. El yacimiento se ve afectado por el aporte de sedimentos de la costa y el detritus de una piscifactoría cercana. La transparencia del agua es muy variable dependiendo de las corrientes, motivo por el cual en muchas ocasiones el trabajo se realizó con apenas 1 metro de visibilidad. Por otro lado, la profundidad del yacimiento y las normas de seguridad en el buceo, obligaban a establecer unos tiempos de permanencia bajo el agua de 40 minutos para cada inmersión y otros 20 minutos adicionales de descompresión y ascenso a la superficie. En muchas ocasiones fue necesaria una segunda inmersión con un tiempo reducido en el fondo de 30 minutos.

mod3D_bouferrer

Se trata de una excavación singular, con unas condiciones ambientales que ralentizan el avance de los trabajos, donde la fotogrametría subacuática se ha convertido en una valiosa herramienta para agilizar la excavación. De este modo, una primera serie de fotografías permitió documentar el nivel inicial del yacimiento y generar una ortofoto que, una vez impresa y plastificada, sustituyó bajo el agua al dibujo convencional, haciendo posible excavar el siguiente nivel con un ahorro de tiempo considerable. Esta técnica también ha permitido documentar en 3D con precisión métrica numerosos detalles de la estiba del barco, un material valioso para las investigaciones futuras.

En definitiva, dadas las condiciones particulares del yacimiento, fue necesario establecer un método de trabajo bajo el agua que permitiera la toma de datos en espacios de tiempo reducidos, trabajando en condiciones de muy baja visibilidad y con equipos de bajo coste.

DCIM154GOPRO

 

Recordad que sobre estrategia de captura en fotogrametría así como los resultados obtenidos en Fotogrametria Subacuática hablaremos extensamente en nuestro curso de Especialización en Virtualización del Patrimonio, cuyo plazo de matrícula se cierra mañana, 31 de octubre.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies